CORONAVIRUS:  Información actualizada, medidas y contactos.  

Creando espacios


Publicado el 10/12/2019 en Egresados

Ludmila Garbellotto es egresada de nuestra Facultad de Arquitectura. En estos días finaliza su gestión a cargo de la Dirección de Vivienda y Hábitat de la ciudad de Córdoba. En esta nota, nos cuenta sobre su carrera y cómo llegó a especializarse en esta área.

¿Cómo te decidiste a estudiar arquitectura?  

Desde chica me incliné por las artes plásticas y las manualidades, me gustaba mucho dibujar. Cuando se acercaba el momento de tomar la decisión, hice un test vocacional y la arquitectura apareció como una de las opciones más interesantes. Me gustó la idea de representar los pensamientos y crear espacios con ellos. 

¿Qué es hábitat y cómo llegaste a especializarte en este tema?

El hábitat es un concepto amplio e integral, me gusta entenderlo como esa "tercera piel" del hombre. Consiste en el entorno que permite el desarrollo del ser humano y de su calidad de vida. Esta noción supera al concepto de hábitat=vivienda hacia uno mucho más abarcador, donde hábitat=entorno=sostenible y sustentable. 

Llegué a interesarme en esta temática desde la facultad. En el penúltimo año de la carrera, participaba con amigos en un grupo de jóvenes voluntarios de la ONG Surcos Argentinos. Hacíamos huertas familiares y comunitarias en villas de emergencia. En ese entonces trabajábamos en Villa La Tela. 

¿Y esa experiencia definió tu perfil profesional?

En parte sí, ese mismo año elegí cursar Problemática socio habitacional y al año siguiente, tenía que elegir el tema de la tesis y no lo dudé. Luego ese tema se convirtió en una propuesta de intervención integral para la urbanización progresiva de Villa La Tela. A diferencia de otros proyectos, me llevó a identificar diferentes modelos de gestión, estudiar sobre políticas habitacionales y urbanismo. Me apasionó la idea de pensar en una tesis que respondiera a necesidades reales de los vecinos que ya conocía. Sabía que ellos soñaban con transformar la villa en un barrio. 

Desde ese momento, no hubo vuelta atrás y la temática del hábitat se convirtió en el campo que había elegido para especializarme.

Respecto a lo laboral ¿Cómo fue tu camino hasta llegar a la Dirección de Habitat de la Ciudad?

Empecé a participar como docente en la Cátedra de Problemática Socio-Habitacional en la Facultad y también a trabajar en el CEVE (Centro Experimental de la Vivienda Económica). Allí estuve cuatro años con una beca CONICET. Terminé una especialización de posgrado en Hábitat y Pobreza Urbana en la UBA y luego obtuve una Beca Fundación Carolina para hacer un Máster en Proyecto Avanzado de Arquitectura y Ciudad, con Especialidad en Gestión Urbana en la Universidad de Alcalá de Henares en Madrid. Allí tuve la oportunidad de realizar el proyecto final en Mumbai-India sobre distintas posibilidades de intervenciones urbanas en los slums.

A mi regreso trabajé como directora de Hábitat en TECHO Argentina, espacio de muchísimo aprendizaje de trabajo de campo y en equipo. Luego me ofrecieron formar parte de la gestión municipal como Subdirectora de Políticas Habitacionales, y los pocos meses llegué a convertirme en directora de Vivienda y Hábitat de la ciudad. 

Hace algunos días, tu equipo obtuvo un reconocimiento a las mejores prácticas financiadas por la Secretaria de Infraestructura Urbana, dependiente del Ministerio del Interior y Obras Públicas de la Nación.

Sí, la Municipalidad de Córdoba obtuvo cuatro reconocimientos: el primer puesto por el mejoramiento barrial y de fortalecimiento comunitario en barrio Marqués Anexo (en la categoría Intervención Integral); el segundo premio en intervención en espacios verdes 1 y 2 en barrio Avellaneda (categoría Espacio Público); tercer premio por la cancha de fútbol sintético en B° Marqués Anexo y finalmente el premio Arquitectura por el nido-parque educativo sur este en barrio Avellaneda.

Llegando al final de la gestión ¿cómo la evaluarías y qué creés que podría mejorar?

Estoy conforme con los resultados. Por primera vez en la gestión municipal hemos llevado adelante el programa de mejoramiento barrial con fondos nacionales; ejecutamos y finalizamos cinco convenios firmados con la Secretaria de Infraestructura Urbana de la Nación e intervinimos en cuatro zonas vulnerables de la ciudad de Córdoba, con proyectos integrales de hábitat que combinaron obras de infraestructura barrial con un programa de desarrollo humano que promovió la participación de vecinos, organizaciones e instituciones barriales.

Trabajamos con un equipo interdisciplinar y multiactoral que llevó adelante intervenciones territoriales en zonas de alta conflictividad territorial, lo cual implicó un trabajo sostenido de continua interacción entre las diferentes secretarias y dependencias municipales. 

Aún queda muchísimo por hacer frente a la magnitud de la necesidad habitacional en nuestro país. Pero considero que se requieren políticas de hábitat sostenidas, más allá de los cambios de gestión, para obtener resultados a largo plazo y construir herramientas de sostenimiento y crecimiento comunitario.

No hay intervención de hábitat que pueda considerarse exitosa si no se trabaja en pos de reconocer y coadyuvar a dinamizar y promover las capacidades de la comunidad con la que se interviene.

  Fundación Carolina     CONICET     hábitat     Ludmilla Garbellotto     Dirección de Vivienda y Hábitat     vivienda     arquitectura     graduados     Municipalidad de Córdoba     slums     UCC     Córdoba     entorno     Facultad de Arquitectura     CEVE  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn