Destacados

Rodar Tierra

Publicado el 24/07/2018 en Egresados

Una experiencia sobre ruedas y con la mejor compañía.

Sebastián Inzua tiene 29 años, es Farmacéutico, egresado de nuestra Facultad de Ciencias Químicas, y  ya lleva más de  12.000 kilómetros recorridos en su bici junto a su compañero, Ngurú, un perro callejero que conoció en uno de sus viajes. Su hoja de ruta comenzó hace unos años en Usuahia, luego cruzó la Patagonia argentina y chilena, pasó por Cuyo y recorrió los más lindos rincones de nuestras sierras cordobesas hasta llegar al norte de nuestro país, desde donde nos cuenta cómo nació esta travesía que  llama Rodar Tierra

 - Antes de preguntar por tus viajes ¿por qué elegiste estudiar tu carrera?

- Elegí Farmacia por su relación con la salud, su abundante contenido de química y como gran herramienta de sanación, ejercí mi profesión en diferentes lugares de Córdoba, principalmente en oficinas de farmacia, actualmente no practico de modo activo sino que estoy en un aprendizaje sobre medicina ancestral, plantas sagradas y otros métodos alternativos y complementarios a la medicina alopática.

- ¿Cómo y cuándo nació la pasión de agarrar la mochila y partir?

- La idea de viajar siempre estuvo presente en mí, luego aparecieron las certezas de comenzar en Ushuaia, solo y en bicicleta. El viajar es el reflejo de nuestra condición de Homo Viator y refiere a esa búsqueda de experiencia y sabiduría inherente al ser humano desde sus primeros tiempos. Mis  primeras travesías fueron por la sierras de Córdoba en los fines de semana cuando los estudios y el trabajo me lo permitían.

- ¿Así nació Rodar Tierra?

- Rodar Tierra es el nombre simbólico de este gran viaje, proviene de un cuento relatado por mi abuelo donde uno de los protagonistas cansado de sus trabajos rutinarios decide ir a experimentar el mundo para conocer lo que hay más allá del horizonte, un día alza su mirada al frente y dando su primer paso se va a Rodar Tierra.

- ¿Qué es lo que más disfrutas y cuáles los momentos más difíciles?

- Lo más grato de toda esta experiencia es un cúmulo, aún incompleto, de eventos afortunados que nos hace entender el mundo como un lugar maravilloso y mágico, tanto en su naturaleza como en el recibimiento que nos brinda la gente sencilla en encuentros espontáneos. Gran parte de todo esto se debe al modo simple de movernos a la velocidad de las mariposas, al viajar en bicicleta. Lo más duro es superar las barreras mentales que surgen de los miedos propios y ajenos, vencer nuestra pereza de salir de nuestra zona de confort, también hay momentos críticos como cruzar la cordillera con fríos extremos en invierno o soportar dolores causados por la sobre exigencia física pero lo más difícil es des-construirnos para construirnos nuevamente de acuerdo a nuestros principios genuinos para ser lo que estamos llamado a ser de acuerdo a nuestra esencia y propósitos, conectar cuerpo-mente-alma.

- Contanos de tu fiel compañero de viaje

- Ngurú es un gran maestro en forma de perro, nos conocimos en una ruta solitaria al sur de Mendoza y fue como un evento predestinado, como si el llamado al reencuentro fuera desde hace mucho tiempo atrás. Él le aporta gran compañía a nuestra aventura y se ha convertido en protagonista de nuestro rodar, además es muy sociable con las personas y un gran guardián las noches de campamento agreste, con él superamos varios desafíos incluido algunas cumbres de alta montaña. Por supuesto que es una gran responsabilidad atenderlo, cargarlo y adiestrarlo pero la recompensa es aún mayor. Cuando viajamos Ngu va en un soporte diseñado por mí en la parte trasera de la bici y cuando el camino lo permite va libre corriendo por la naturaleza ayudando en las cuestas y los senderos difíciles.

- ¿Qué han recorrido hasta ahora y cuáles son los próximos destinos?

- Hasta ahora hemos cruzado la Patagonia argentina y chilena, la región de cuyo y mi provincia natal Córdoba recorriendo más de 12000 km. juntos pero siempre preferimos contar anécdotas y abrazos más que kilómetros.

Hoy estamos en Famatina, La Rioja, conociendo sus cerros y la sencillez y fuerza de su gente que ya han corrido varios proyectos megamineros que pretendieron instalarse, la idea es realizar actividades de montaña, crear la posibilidad de aprender a volar en parapente y seguir escribiendo el libro de nuestro viaje. Luego continuáremos nuestro rumbo norte a pedal.

Invito a todos a seguir nuestro viaje por la Facebook e Instagram donde nos encontrarán como Rodar Tierra. También pueden escribirnos a rodartierra@gmail.com y viajar con nosotros a través de nuestras historias y postales que pronto estarán disponibles para compartir y así formar parte de nuestro viaje.

  noticias ucc     graduados     universidad católica de córdoba     sebastián inzua     ngurú     una experiencia sobre ruedas y con la mejor compañía     egresados     rodar tierra  
Comunidad UCC

COMUNIDAD UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn RSS