CORONAVIRUS:  Información actualizada, medidas y contactos.  

Noticias UCC

El cole en casa

Publicado el 06/04/2020 en Noticias UCC

Aunque ya se veía venir, la noticia de la extensión de la cuarentena hizo que más de uno se agarre la cabeza. Si bien se estima que las medidas de aislamiento pueden ir flexibilizándose, lo cierto es que la vuelta física a las aulas probablemente se prorrogue aún más tiempo. 

Trabajar desde casa, las tareas cotidianas de mantenimiento y ayudar a los más chicos con el cole, se vuelve para muchos un escenario complicado. Desde Noticias UCC consultamos a Alicia Bergonzo (AB) y Elisa Azar (EA), docentes de nuestra Licenciatura en Psicopedagogía.

Muchos estudiantes tienen la percepción de que la exigencia es mayor de manera virtual que lo que se plantea en el aula ¿cómo se explica esto?

EA: Personalmente creo que hay dos cuestiones. Una sería que en las escuelas se realizan prácticas de enseñanza aprendizaje de trasmisión oral que no quedan registradas en los cuadernos. La otra es que los docentes planificamos generalmente más actividades de las que efectivamente podemos abordar y esto se debe fundamentalmente a las múltiples e inesperadas interrupciones en los procesos de enseñanza aprendizaje.

Para los padres también es complicado: trabajar de forma remota, realizar el mantenimiento de la casa y ayudar a los chicos con los trabajos que les piden ¿cómo se hace?

EA: Es complejo sí, pero creo que es muy importante la actitud de los padres frente a esta situación que no eligieron, pero que deben afrontar. Puede ser un momento para transmitir a nuestros hijos cierta capacidad de resolver las situaciones difíciles (la propia resiliencia), y ayudarlos a desarrollar esta facultad o habilidad de afrontar las adversidades. También, creo, es una oportunidad de involucrarse en la vida de los hijos, casi diría ocasión del auto-permiso al disfrute, a salir de la zona de confort para aprender y crecer con ellos, ejercer su derecho y deber de sostener a sus hijos en el crecimiento, de escucharlos y conversar de las cosas que le gustan, de sus dificultades, enojos, etc. Las tareas de la casa pueden ser compartidas por todos y es bueno que en este contexto padres e hijos comiencen a hacerse cargo de sus propios desórdenes, ordenar los espacios propios y comunes y colaborar en tareas domésticas a su alcance. En caso de hermanos de diferentes edades, los mayores pueden también colaborar en la atención de los menores. 

El modo en que los papás resuelven los problemas, se vinculan y la posición que toman ante los objetos y situaciones que presenta el mundo en que viven va moldeando las relaciones de sus hijos con los objetos y también con el conocimiento.

AB: Lo nuevo en nuestras vidas es siempre un desafío, porque inaugura algo que no sabemos y que necesitamos aprender. Reacomodarnos a situaciones que exigen nuevas formas de comportarnos y de relacionarnos, supone un costo que asumido en el esfuerzo de cambiar es proporcional a los beneficios que recibiremos.

Es precisamente lo que nos pasa hoy, con este tiempo de estar en nuestras casas durante la cuarentena. Al reacomodamiento adulto, se suma -y no es menor- la cuestión de ¿cómo manejar los tiempos cotidianos con niños y adolescentes en casa las 24 horas? La respuesta corta sería con equilibrio y conciencia de los adultos responsables.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de manejar estos tiempos?

AB: El primer problema a considerar y que necesita de conciencia, es el que supone tener en cuenta que como aprendizajes centrales en la niñez necesitamos jugar, y en la adolescencia, socializar con el "afuera" de la familia para constituirnos en adultos saludables, al menos desde el punto de vista del aprendizaje.

El segundo problema, es que ese espacio del adentro incluye al espacio de las pantallas, que habitualmente se usan para socializar en redes, para jugar o para ver series; agregándose ahora el de aula como algo sistemático.

Si nos preguntamos como adultos cuánto tiempo darles para cada cosa, la respuesta es: equilibrio. Podríamos decir incluso que ese espacio, con o sin aula virtual sistemática, sigue teniendo la misma respuesta: equilibrio.

Si usamos una metáfora: la del hogar como un bote que navega en las aguas de lo cotidiano, seguramente coincidiremos que el equilibrio y la conciencia del que está remando es la clave para no naufragar.

  aula     familia     resiliencia     Licenciatura en Psicopedagogía     aprendizaje     padres     cole     hogar     enseñanza     Alicia Bergonzo     cuarentena     Elisa Azar     casa  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn