CORONAVIRUS:  Información actualizada, medidas y contactos.  

Noticias UCC

¿Qué vas a estudiar?

Publicado el 05/06/2020 en Noticias UCC

Cuando llegamos a los últimos años del secundario, es común escuchar con frecuencia la pregunta ¿qué vas a estudiar? o ¿qué vas hacer cuando termines el colegio? Hoy atravesamos un momento social-global único, particular y poco común. En este contexto de extrema sensibilidad se exacerba nuestra ansiedad, angustia e incertidumbre, y ello genera que éste no sea un buen momento para tomar decisiones relevantes, como por ejemplo las relacionadas a nuestro proyecto de vida. Sin embargo, puede ser un buen momento para empezar a pensar y reflexionar sobre algunas cuestiones vinculadas a ese proyecto. 

Entonces ¿qué tengo que tener en cuenta al momento de elegir una carrera, profesión o actividad laboral, como parte de mi proyecto de vida? El primer eje en el que tenemos que pensar, incluye distintas aristas que tienen que ver con cuestiones de autoconocimiento, es decir, con poder mirar hacia adentro nuestro. Para ello debemos poder pensar qué me gusta, qué me interesa, cuáles son mis potencialidades, cuáles son mis debilidades, entre otras cosas. Elegir teniendo presente estos factores nos permite decidir con mayor tranquilidad, desde un lugar de mayor conciencia. Además, debemos poder identificar cuál es nuestro modo particular de elegir, es decir, de qué manera elegimos habitualmente en otros ámbitos de nuestras vidas, ¿decidido a último momento? ¿Soy vueltero/a? ¿Necesito la opinión de todos? ¿No me gusta pedirle opinión a nadie? Todas estas preguntas son válidas, y hacen a nuestro modo singular de elección, que nos acompaña desde hace tiempo y que se reflejará también al momento de decidir una carrera, profesión o actividad laboral. Por último, tenemos que reflexionar sobre los factores que inciden en nuestras decisiones, saber si estos tienen que ver mayormente con lo económico, o más bien con lo social, o con lo familiar, o si por el contrario tienen que ver principalmente con mis gustos e intereses. Tener claridad sobre qué es lo que priorizamos al momento de elegir es una herramienta más para saber que la decisión a la que arribamos no es impulsiva y poco meditada, sino que es consciente  ya que para llegar a ella nos tomamos el tiempo de analizar y contemplar varios factores. 

El segundo eje en el que tenemos que pensar  nos lleva a mirar más detalladamente la realidad. Dentro de este punto es esencial que podamos buscar información, tanto sobre la oferta académica (universidades, carreras, academias, profesorados, tecnicaturas, planes de estudio) como sobre el desarrollo profesional (¿Qué hacen los distintos profesionales? ¿En dónde puede trabajar? ¿Hay oferta laboral?). Recordemos que averiguar si la carrera que elegí está o no avalada por el Ministerio de Educación del país es algo fundamental, ya que de ello dependerá la legalidad y validez del título otorgado por la entidad. También debemos informarnos sobre el campo de acción actual y futuro, para ello una gran alternativa es conversar con profesionales recién graduados  y con otros que estén insertos en el mercado laboral hace algunos años para luego contrastar sus opiniones y consejos. 

Todo lo expuesto hasta aquí nos lleva a un último ítem. Si ya busqué todo tipo de información pero estoy entre varias ¿sé cómo voy a elegir? Para poder responder a este interrogante debemos “poner sobre la mesa” todos los factores antes mencionados: gustos e intereses, habilidades personales (para qué soy bueno o buena), lo que me cuesta, mi modo particular de elegir, información sobre la carrera, información sobre la o las universidades donde se estudia, datos de profesionales ya recibidos sobre las características del trabajo que realizan, información sobre el desarrollo profesional (¿qué hago una vez recibido?), y qué priorizo yo al momento de decidir, entre otros que podemos agregar. Con todos esos datos y teniendo presente todas esas variables es que vamos primero a descartar lo que no quiero, lo que no me gusta, en lo que “no me veo”, para luego poder elegir, y así finalmente decidir, con la tranquilidad que mi decisión fue pensada y consciente. Entonces ¿Eso me asegura elegir bien sin equivocarme? No, no hay recetas para asegurar “el éxito” en nuestras decisiones, pero si hay variables para contemplar, para que me orienten y me ayuden, como ya dijimos, a elegir desde un lugar más consciente, desde lo que hoy quiero y considero mejor para mi proyecto de vida, teniendo en cuenta que la vida no es lineal ni estática, por lo que si en el futuro las variables cambian, nosotros también podemos cambiar y volver a elegir. 

Proyectar significa lanzar hacia adelante. Sin certezas ni seguridad absoluta, pero con la plena  consciencia de haber realizado todo y lo mejor que pudimos.  


Por  Lic. María Victoria Liendo. Psicopedagoga. Egresada y Docente de la Facultad de Educación de la UCC.

  estudiar     vocación     Facultad de Educación     elegir: ansiedad     Noticias     carreras     Universidad Católica de Córdoba     proyecto     Ministerio de Educación     oferta laboral     UCC     autoconocimiento  

Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn