CORONAVIRUS:  Información actualizada, medidas y contactos.  

Novedades

Exposición itinerante de imágenes de tótems canadienses

Publicado el 19/08/2009 en VRMUArte

El Área de Arte del VRMU invita a participar de la exposición itinerante de imágenes de tótems canadienses que tendrá lugar en el foyer el auditorio Diego de Torres de la UCC (Obispo Trejo 323) desde el lunes 31 de agosto hasta mediados de septiembre. La misma podrá visitarse de 8 a 22 hs., de lunes a viernes.


El Patrimonio Cultural, tal y como se lo concibe en la actualidad, es un concepto moderno que tiene poco que ver con el sentido original relativo al conjunto de bienes heredados de los padres. Este concepto hace una referencia individual en cuanto al aprecio y protección de la herencia.

En este momento la definición de Patrimonio Cultural se hace extensiva a la totalidad de bienes culturales, tangibles e intangibles, que heredamos y transmitimos a toda la sociedad, entendiéndolo más que como un conjunto de bienes, como una construcción social.

El concepto de monumento ha sido superado por el de bien cultural, creaciones del hombre que se traducen en obras y hechos sustentados por elementos materiales de diversas formas y escalas; y por elementos inmateriales sin forma real, que perduran a través de la tradición.

Porque son, esos bienes naturales y culturales, el aspecto tangible de su historia. El cual nos revela nuestras raíces y define las características intrínsecas de cada uno de ellos: tradiciones: religión, gastronomía, vestimenta, folklore…

Conocerlas, valorarlas y conservarlas con el sentido de pertenencia y transmisión es el compromiso que cada uno tiene como herederos de Bienes Culturales que, a la vez, legaremos con el paso del tiempo.

Dentro de los bienes culturales, es necesario tener en cuenta y valorar el Patrimonio Aborigen, ya que la diversidad del patrimonio cultural existe en el tiempo y en el espacio, y exige respeto por otras culturas y por los diversos espacios de las diferentes creencias. En los casos en que los valores culturales parecen estar en conflicto, el respeto por la diversidad cultural requiere el reconocimiento de la legitimidad de los valores culturales de todas las partes.

En el marco del respeto por la diversidad, surge el concepto de pluriculturalidad. Ese espacio geográfico y temporal en el cual conviven e interactúan diferentes pueblos, todos ellos valiosos y respetables, pues sin la totalidad de los mismos, es imposible armar el mosaico cultural identitario de un grupo social determinado.

Dentro del mosaico cultural que conforma el estado de Canadá, se debe considerar al pueblo Haida, al cual pertenecen los totems aquí expuestos.
Actualmente los Haida se sitúan en la zona de Príncipe de Gales (Canadá) y en Reina Carlota ( Alaska).

Quedan menos de 100 hablantes nativos de haida, concentrados en las comunidades haida de las islas de Reina Carlota y Alaska. Algunos jóvenes están intentando revivir la lengua.

Culturalmente, están relacionados con otras tribus miembros de la Cultura del Noroeste. No existía una unión política entre ellos, sino grupos de regionales y poblados. Entre ellos existen subdivisiones, asignadas de nacimiento o por filiación materna. Cada subdivisión se compone de muchos segmentos locales, las tierras de los cuales tienen reglas propias que son importantes económicamente hablando. Ocupan villas diferentes de una o más casas cada una, y tienen sus propios caudillos (los miembros de rango más alto). Cada segmento declara la guerra, la paz, elabora ceremonias y funciona económicamente de manera independiente de las otras.

Su economía está basada en la pesca del salmón y del bacalao, así como de la cacería de mamíferos marinos y la recogida de bayas, raíces y algas; también cazaban ciervos, castores, y aves. Las mujeres recogían mejillones, curtían pieles y hacían cestas, mientras que los hombres hacían las casas, pescaban, y cazaban. Se distinguen por sus hábitos de trabajo de la madera, y por la artesanía de sus canoas. Guarnecen los objetos de uso cotidiano con dibujos de seres sobrenaturales de estilo altamente convencional. También se tatuaban para señalar hechos históricos de la familia.

Dentro de la cosmogonía haida se encuentra la estrecha relación entre los seres humanos y la naturaleza, representada por las ceremonias, rituales y, sobre todo, los totems.

Los mismos son palos esculpidos con crestas que representan hechos históricos importantes de la región, representan a un ancestro mítico del clan o grupo y, en muchos casos, aseguran la protección y cohesión de los miembros. Son depositados lejos de la casa, y en ocasiones al lado, como palos funerarios.

Estos objetos rituales son, en su mayoría, policromados con pinturas de origen vegetal y representan animales y vegetales de la región.

Así, su valoración y conservación es importante pues son referentes materiales de la identidad de un pueblo; en este caso, originario del actual territorio canadiense.

Arq. Aníbal Manavella
Coordinador General
de la Exposición
Centro Cultural Canadá Córdoba


Comunidad UCC

Facebook Twitter Youtube Instagram LinkedIn